Blog Carbures

Carbures refuerza su posicionamiento industrial con una nueva fábrica aeronáutica en Madrid

Carbures refuerza su posicionamiento industrial con una nueva fábrica aeronáutica en Madrid

Carbures refuerza su posicionamiento industrial con una nueva fábrica en Getafe (Madrid) que duplicará la capacidad de producción de su actual fábrica de Illescas. La Compañía líder en España y referente europeo en la fabricación de piezas de avión en materiales compuestos abrirá una nueva fábrica en Madrid en 2019. La nueva fábrica, de 11.000 m2 sobre una superficie total de 17.000 m2, estará situada en Getafe, próxima a Airbus, en el polo aeronáutico central español, el más importante junto con el de Sevilla, donde también opera. El inicio de la adaptación de la nueva fábrica supone uno de los mayores hitos industriales de la Compañía en sus más de 18 años de historia. La nueva planta de Getafe asumirá la producción de la planta actual de Illescas (Toledo), con 4.563 metros cuadrados de superficie productiva, y tendrá capacidad tecnológica e industrial para duplicarla. Además, Carbures será así una compañía más competitiva y reducirá sus costes de producción.

Carbures sigue con su hoja de ruta y esta nueva planta le permitirá mantener la velocidad crucero del crecimiento marcado. La división Aerospace & Defense de la Compañía, que cerró la primera mitad de 2017 con unos resultados positivos de fabricación y que obtuvo unos ingresos de 37,9 millones de euros a cierre de 2016, ha puesto en marcha los procesos para adecuar una nueva fábrica de 11.000 metros cuadrados de superficie en Getafe (Madrid). A pleno rendimiento, una fábrica de esa superficie puede dar empleo a 250 personas y fabricar miles de piezas de avión en materiales compuestos cada año. De hecho, su capacidad industrial duplicará a su fábrica actual de Illescas (Toledo), que funciona a pleno rendimiento.

“Este movimiento forma parte de la estrategia que la Compañía está llevando a cabo para diversificar clientes, cuyo número ha crecido en un 25 por ciento, y ante el número de ofertas en estudio, donde se ha producido un incremento de un 47,8 por ciento con respecto a 2016”, afirma el Presidente ejecutivo, Rafael Contreras. “Los aviones incorporan cada vez más piezas en materiales compuestos y tenemos que estar preparados para ello”, añade.

Borja Martínez-Laredo, CEO de Carbures, señala: “La compañía va a disponer de una de las plantas de fabricación de piezas en composites más modernas del mundo, tanto en su diseño industrial como en tecnología y procesos de fabricación. Nuestra identidad consiste en estar en la vanguardia tecnológica e industrial y en responder a las nuevas demandas de nuestros clientes”.

Por cada kilo de peso que reduce un avión, se ahorran unos 1.500 litros de combustible al año. Este es un factor clave que hace que las aerolíneas y los fabricantes de aviones incrementen el porcentaje de piezas de composite que montan en las aeronaves. Si hace unos 15 años, los aviones llevaban entre un 10 y un 15 por ciento de piezas en composite, el porcentaje se ha incrementado ahora por encima del 50 por ciento. La tendencia sigue cogiendo altura. Eso tuvo su reflejo directo en los procesos de fabricación de Carbures, que, en 2016, batió su récord de fabricación de piezas de avión con 45.695 unidades (frente a las 39.322 piezas del año anterior).


 689,    25  Sep  2017 ,   blog.carbures
Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete vía mail

Regístrese para obtener nuestras noticias. No hacemos spam