Blog Carbures

Fibra olímpica en piragüismo (Foto: Santi Cogolludo, El Mundo)

Fibra olímpica en piragüismo

La fibra de carbono se impone en la competición de piragüismo de los Juegos Olímpicos (y Paralímpicos) de Río de Janeiro como el material más ligero, resistente y anticorrosivo. Las piraguas que compiten en Río, con las que han ganado el oro los españoles Maialen Chourraut, Saúl Craviotto, Cristian Toro y Marcus Walz, están fabricadas en el mismo material con el que se fabrican los coches de Fórmula 1. El tiempo de las piraguas y canoas de madera queda atrás. Han sido reemplazadas por las fabricadas en este material compuesto, capaz de flotar como un mosquito en el agua y de aguantar la fuerza de la corriente como la madera de roble.

Estas piraguas de fibra rebajan el peso de las de madera y, al mismo tiempo, son más resistentes y duras. La fibra, además, tiene una cualidad que la hace muy versátil y aplicable a los más variados usos, es muy moldeable. La tela se encaja en el patrón deseado, ya puede ser el de una pieza de un Airbus o el del casco de una piragua, se le aplica calor y se solidifica con esa forma. Explicado de forma sencilla, el proceso es así.

En Carbures conocemos bien la aplicabilidad de este material, que hemos utilizado en diversos usos: piezas de avión, de coche, de moto, de tren, bicicletas de montaña, vigas y demás.

El piragüismo olímpico y el que practican numerosos aficionados que descienden los ríos de España y de todo el mundo en canoas fabricadas en fibra de carbono es una nueva muestra de la validez del material, de su versatilidad y su fortaleza. La industria lo ha abrazado como una solución para reemplazar ya no sólo los metales, sino también las maderas. Ese es el río por el que nosotros seguimos navegando. Y a favor de corriente.


 1085,    22  Ago  2016 ,   blog.carbures
Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete vía mail

Regístrese para obtener nuestras noticias. No hacemos spam