Blog Carbures

Dos siglos de coche eléctrico

Dos siglos de coche eléctrico

Como ya os contamos hace unos días, el coche eléctrico está teniendo una gran aceptación a nivel global. En España, ciudades como Madrid y Barcelona apuestan cada vez más por el uso de estos vehículos con el fin de reducir la contaminación, ya que están fabricados con elementos muy poco pesados. Y, además, los datos de ventas durante los siete primeros meses del año lo demuestran: se han comercializado 2.727 coches eléctricos, un 107,85% más que en el mismo periodo del año anterior, y 16.807 híbridos, cifra un 70,32% superior a la registrada 12 meses antes.

Podríamos decir que 2016 es el año del coche eléctrico, pero lo cierto es que nacieron 60 años antes que los de gasolina.

En el siglo XIX, con la aparición de las baterías de plomo-ácido recargables y con una autonomía de hasta 160 kilómetros, se empezaron a comercializar coches con motor eléctrico dejando así atrás al vapor y la gasolina. De esta forma nació Electrobat, el primer coche eléctrico con cierto éxito, creado por el ingeniero Henry Morris y el químico Pedro Salom. Estos vehículos eran mucho más cómodos, limpios y silenciosos que los modelos de combustión de la época, aunque también muy pesados. Entre 1910 y 1920 alcanzaron casi el 30% de las ventas en EEUU.

Sin embargo, la evolución tecnológica de los vehículos de gasolina provocó que los eléctricos cayeran en ventas hasta casi desaparecer durante cerca de 40 años, hasta los años 90, porque eran demasiado costosos y poco rentables. El documental ¿Quién mató al coche eléctrico?( https://www.youtube.com/watch?v=0bWSe02UK-s&noredirect=1 ) recorre la historia de este vehículo.

Según recoge el diario El País, Tesla recogió el testigo del EV-1 y, en 2008, lanzó su modelo Roadster, que introdujo el vehículo eléctrico en el siglo XXI. Este fabricante estadounidense fue el pionero en aplicar las baterías de litio que hoy tienen la mayoría de estos vehículos y, próximamente, lo hará en camionetas, camiones y autobuses. Con la mejora de éstas y la bajada de precios, se espera que la venta de este tipo de vehículos aumente.

El incremento de la demanda de coches eléctricos lleva aparejada una evolución en el proceso de fabricación del mismo, que deriva hacia la reducción del peso del coche mediante el aumento de piezas de materiales compuestos en la carrocería y estructura del coche, en el chasis. Esta tendencia se aplica a los deportivos o coches de alta gama, pero empieza a democratizarse y a aplicarse a todos los coches eléctricos y a los de combustión tradicional. El sector de la automoción ya ha asumido que los materiales compuestos son claves para fabricar coches más eficientes y menos contaminantes, que permitan cumplir con los objetivos que Europa marca en cuanto a emisiones de CO2.

Seguimos trabajando por contribuir a un mundo mejor y menos contaminado.


 868,    blog.carbures
Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete vía mail

Regístrese para obtener nuestras noticias. No hacemos spam